Características que todo Community Manager debe tener


Las nuevas tecnologías han provocado el surgimiento de nuevas profesiones, y una de ellas es la de Community Manager, un término hasta hace poco desconocido pero que ahora nos encontramos por todos lados.


Un Community Manager es aquella persona encargada de gestionar las redes sociales y canales de comunicación de una empresa (en algunos casos también de una persona).


Su misión es construir, sostener y mejorar el vínculo que el público tiene con una organización, y así deberá estar atento a todo lo que se comenta sobre la misma en las redes sociales, y dar respuesta a todas las inquietudes que surjan o poner al tanto de las mismas a sus directivos.


De acuerdo con Andreas Schou, profesor, investigador y consultor experto en redes sociales, citado por el portal Aulacm.com, “la clave del éxito en las redes sociales está en las personas y en las relaciones. El Community Manager juega un papel central en conectar con los clientes existentes y potenciales en las redes sociales y acercar a las personas detrás de la marca a sus clientes. Para lograrlo es conveniente tres ingredientes: Pasión, generosidad y constancia”.


Mientras que, María Lázaro, docente y bloguera, autora de los libros “Community manager. La guía definitiva” y “Redes sociales y menores. Guía práctica”, y también citada por Aulacm, señala que: “la labor del Community manager dependerá del grado de desarrollo de la empresa en materia de comercio electrónico, marketing online y social media. No es lo mismo acometer este trabajo para una compañía que tradicionalmente se ha enfocado en el canal off-line (y cuya única presencia online es una web informativa) que para una compañía que ya vende online y tiene, por tanto, con un cierto posicionamiento y experiencia en el entorno digital”.


En este sentido, y para entender mejor en qué consiste esta nueva ocupación del mundo digital, es importante conocer cuáles son esas características indispensables que todo Community Manager debe poseer:


Empatía. Un CM debe ser capaz de ponerse en el lugar del consumidor, debe ser la voz del consumidor en la empresa.


Creatividad. La generación constante de contenidos es una función fundamental del CM, por lo que debe tener la capacidad de crear nuevos temas de manera constante y sin repetirse.


Buena redacción e ideas de diseño. Es fundamental que el CM sea alguien que tenga buena redacción, es una cualidad que no es negociable. Y aunque el diseño no es necesariamente su función (para esto deberían contratarse diseñadores), no está de más que tenga al menos algunas nociones en esta materia.


Capacidad de respuesta. Tiene que responder con rapidez a los problemas que surjan respecto a los productos y servicios que se ofrezcan antes de que se propaguen a otros usuarios y se vea comprometida la imagen de la marca.


Entusiasmo. El CM es la cara visible de la empresa en las redes sociales, por lo que es importante que esté siempre dispuesto a compartir contenidos y responder consultas, solo así aumentará el engagement con el público.


Rapidez y foco. El llamado multitasking (la realización de varias tareas) es el pan de cada día para un CM, que deberá pasar el día pasando de una cuenta a otra y de una labor a otra sin cometer errores, teniendo claro en todo momento en qué cuenta está, con quién está hablando, a qué lista de clientes se está enviando ese correo.


Flexibilidad horaria. Las redes funcionan las 24 horas del día, y aunque eso no se le puede pedir a ninguna persona, sí es necesario que el CM esté disponible a cualquier hora cuando exista alguna emergencia.


Capacidad crítica. Debe ser capaz de analizar los resultados que generen sus contenidos y actuar en consecuencia. Idealmente debe generar reportes y sugerir ideas a quien esté encargado del diseño comunicacional de la empresa (el llamado Social Media Manager).


Facilidad en el trato. Es fundamental que sepa tratar a los usuarios sin perder la calma.


En definitiva, desarrollarse como Community Manager implica diferentes habilidades, destrezas y conocimientos. Pero lo fundamental es tener interés y la capacidad estratégica para realizar diferentes tareas siguiendo un plan objetivo dentro de una empresa o emprendimiento.


0 views0 comments