¿Conoces lo que los píxeles pueden hacer por tu estrategia de marketing?




La información es poder. De eso no cabe dudas.


Y el internet es una fuente inagotable de información. Pero ¿sabías que cada vez que una persona inicia sesión en línea y visita un sitio web, un píxel de seguimiento sigue cada movimiento de esta persona?


Como lo lees. Y allí radica la importancia de los píxeles, ya que con esta información el dueño del pixel podrá saber los productos que miraron, las páginas web que visitaron y mucho más.


Los datos recopilados representan el mejor amigo de un especialista en marketing digital, ya que:

  • Son clave para la publicidad,

  • Facilitan el desarrollo de las campañas exitosas, y

  • Ayudan a generar nuevas ventas.


Para conocer mejor todo lo relacionado con este término digital, que seguramente, muchos dueños de empresas y emprendedores aún no conocen, les presentamos 5 preguntas clave sobre los píxeles de seguimiento, mejor conocidos como píxeles de marketing:


1.- ¿Qué son los píxeles de seguimiento?


Los píxeles de seguimiento son fragmentos de código que se agregan a los sitios web para recopilar datos. Adquieren información crucial que los especialistas en marketing en línea utilizan para mejorar las tasas de conversión y los anuncios de retargeting.

Los píxeles de seguimiento, también conocidos como píxeles de marketing, son esencialmente estos pequeños fragmentos de código que le permiten recopilar información sobre los visitantes de un sitio web: cómo navegan, en qué tipo de anuncios hacen clic, etc.


2.- ¿Para qué sirve el pixel en Marketing?


Los píxeles de marketing son muy beneficiosos para las marcas y empresas. Representan un gran apoyo para la recolección de datos. Algunas de las ventajas que puede obtener un negocio al aprovechar los píxeles de marketing son:

1. Precisión de los informes.

2. Diferenciación entre usuarios reales y bots (usuarios falsos).

3. Análisis de datos de correo electrónico (tasas de apertura, tasas de clics, etc.).

4. Seguimiento de impresiones de anuncios.

5. Seguimiento de comportamientos y patrones de compra de los usuarios.

6. Comprensión más profunda de la audiencia.

7. Comparación de conversiones con campañas publicitarias.

8. Extender las impresiones de anuncios pagados.

9. Optimización de anuncios en todas las plataformas.


Además, los píxeles de seguimiento también se utilizan para medir el rendimiento de una campaña de marketing, realizar un seguimiento de las conversiones y crear una base de audiencia.


3.- ¿Cuáles son los tipos de píxeles?


Estos son los dos tipos de píxel más importantes:


1. Píxeles de reorientación: se centran únicamente en el comportamiento de los visitantes a un sitio web. Por ejemplo, supongamos que una persona está comprando muebles nuevos en línea y luego ingresa a una página web completamente diferente, como Facebook, y observa que todos los anuncios emergentes están relacionados con los muebles, pues así es como funcionan los píxeles de retargeting. Básicamente, están monitoreando el comportamiento del usuario para personalizar los anuncios pagados que creen que llamarán su atención en otros sitios web.

2. Píxeles de conversión: un píxel de conversión entra en juego una vez que se ha realizado una compra. Son responsables de realizar un seguimiento de las ventas de una campaña publicitaria específica. Para recopilar datos correctos, los píxeles de conversión deben colocarse dentro del código de una página de confirmación de pedido, como un "Gracias" automático que normalmente encuentra en su bandeja de entrada después de comprar algo. Los píxeles de conversión también permiten a los especialistas en marketing identificar la fuente de sus conversiones y medir el éxito o el fracaso de campañas específicas.


4.- ¿Dónde se ponen los píxeles?


Dado que los píxeles de seguimiento son fragmentos de código que rastrean el comportamiento de los visitantes de una página web, son añadidos a simple vista.

Los códigos de píxeles de seguimiento son un pequeño gráfico de 1 × 1 píxel incrustado en un sitio web.


Los visitantes no lo notarán en absoluto. Es prácticamente invisible y permanece transparente.


Nadie sabe siquiera que está allí, tal como lo desean los investigadores, ya que los compradores observados se comportan de manera muy diferente a aquellos que sienten que no son observados.


La mayoría de las plataformas publicitarias, como Facebook y Google Analytics, requieren que se ponga un píxel de seguimiento en la pieza o el contenido con el que se hará el marketing. Y por ello, estas plataformas generalmente incluyen instrucciones detalladas que guían a las personas a través de cada paso del proceso de instalación.


5.- ¿Cómo es el proceso para utilizar los píxeles de marketing/seguimiento?


La instalación del píxel depende de cada sistema. A veces, el código generado debe insertarse directamente en el sitio web y/o correo electrónico, y otras veces se hace en el sistema de administración de contenido que está utilizando.


De acuerdo con la página https://protecciondatos-lopd.com/, para crear un píxel:


1. Hay que ir a la plataforma de publicidad seleccionada. Por ejemplo, a Facebook. Generarlo en el Administrador de anuncios, en la pestaña “Píxeles”

2. Añadir el píxel a tu página web a través del código HTML.

3. Cuando alguien visita este sitio web, el código HTML es procesado por su navegador, que sigue el enlace y abre el gráfico oculto. Esta acción se identifica y registra en los archivos de registro del servidor.


Para conocer más detalles, es fundamental navegar Internet a profundidad y buscar a especialistas en el área.


Recomendaciones finales:

Finalmente, te compartimos una serie de recomendaciones para cuando decidas adoptar esta tecnología dentro de tu estrategia de marketing:


  • Familiarízate primero con el funcionamiento de los píxeles.

  • Ten definido para con qué propósito los usarás.

  • Pondera calidad sobre cantidad, ya que adjuntar píxeles a cada usuario por cada página que visita es una exageración.

  • Cuida las frecuencias de píxeles porque pueden ralentizar tu sitio web, y los tiempos de carga lentos son la mejor manera de garantizar que los usuarios abandonen una página.

  • Define bien tus campañas. No hay necesidad de desperdiciar píxeles de seguimiento en datos demográficos que no buscas.

  • Respeta la privacidad de un usuario y permítale optar por no tener el seguimiento si así lo desea.


Recuerda que los píxeles de seguimiento pueden ser una pieza de tecnología diminuta y prácticamente invisible, pero juegan un papel muy importante en nuestro panorama de marketing digital actual y futuro.


Déjanos tus comentarios sobre este post y comparte tus dudas. Con gusto, seguiremos creando contenido especializado sobre marketing digital para ti.








0 views0 comments