Del aula a TikTok: así trabajan los profesores que triunfan en las redes sociales

Algunos creadores de contenido se convierten en docentes de referencia para muchos alumnos





Cada vez son más los alumnos que recurren a las redes sociales para resolver sus dudas. “Mañana es mi prueba, me salvará de nuevo”. “Todo en el video parece tan simple”. “Nadie me ayuda con las matemáticas como él”. Adolescentes desesperados antes del examen mencionan en Twitter a Susie Profe, creadora de contenidos de física, matemáticas y lenguaje, que alcanza un millón de suscriptores en YouTube. Al igual que este maestro de educación primaria, otros maestros han visto dispararse su popularidad en los últimos tiempos, como Robbie V. (Robert James Vincent) y Alberto Bustos, profesores de inglés y español, respectivamente. Pasan cada vez más tiempo en línea, donde han construido comunidades en torno a sus temas.


Suzy Prof. 30 años, su verdadero nombre es María Jess Villanueva: “Cuando lo dije por primera vez, bebé Tik Tok Decir que los engañaba”, remarca entre risas durante una videollamada con EL PAÍS. Algunos vídeos de esta profesora en un colegio madrileño llevan más de tres millones de visualizaciones, como uno que trata de la suma y resta de polinomios.


Formula su contenido con el deseo de ayudar a los estudiantes de cursos superiores: “Siempre he tenido vocación por la docencia. Cuando era estudiante siempre ayudaba a mis compañeros”, recuerda. Cinco años después de hacerlo, su comunidad ha 390.000 seguidores en TikTok, 26.000 en Instagram y casi un millón de seguidores en YouTube.


Maria Jess Villanueva (‘Susie Profe’), en una imagen cedida por ella.


Aunque ya era una creadora de éxito antes de la pandemia, explica que, a partir de ese momento, “los docentes recurrieron al chip y ya utilizan videos de YouTube en sus clases diarias e incluso los ven en sus casas”. “Y también ha cambiado el chip en el alumno, que ha notado que cuando tiene dudas puede recurrir a Internet”, apunta.

Según ella, TikTok ha servido para mostrar un aspecto más personal: “Vas a donde vas en los videos de YouTube, pero también hay una gran conexión con los niños en TikTok y en su idioma. Nace la comunidad que rodea a Susi Profe, él es muy agradecido, casi con nadie disgustar [odiadores],


Tiktok también tiene un gran vínculo con los niños, en su idioma. María Jesús Villanueva, ‘Susie Maestra’

Hugo Lorraine, alumno de segundo de la ESO, lo sigue desde hace tiempo: “Lo descubrí cuando no sabía hacer los ejercicios escolares. Me asombró que explicara con tanta tranquilidad y facilidad”. Hecho”. Según el productor, un día antes del examen la mayoría de los jóvenes visitan su canal. “Intento explicar desde cero en 10 minutos con algún ejemplo que puede ser una excepción”, dice.


Camino López, experto en innovación educativa, explica: “En TikTok te exigen un superpoder de síntesis. No es fácil para algunos profesores, pero sienten la responsabilidad de estar donde están sus alumnos. Si creas tu contenido en una plataforma que no van a consultar, cae en saco roto”.

Encontrar la narrativa correcta en TikTok cambió la vida de Robert James Vincent (Gales, 37), conocido como robbie v. Esta profesora de inglés tiene casi tres millones de seguidores en su perfil, que es el nombre de su academia, Let’s Speak English, ubicada en Santander.

Su caso es el propio éxito de Tiktok, que propició la popularización de sus otras cuentas, como también explica por videollamada: “En cinco años habíamos llegado a casi 2.000 seguidores en Instagram”. En un segundo intento de promocionar su perfil de TikTok, a principios del 2020 subió cuatro videos. Uno de ellos se hizo viral y consiguió 50.000 seguidores en dos días. Cuando comenzó la pandemia, tenía 100.000. Welsh ha llegado desde estudiantes locales hasta miles de estudiantes alrededor del mundo que compran sus productos digitales.


El fundador y maestro de Let’s Speak English, Robbie V, graba un video para TikTok, en una imagen que proporcionó.


Robby V de TikTok llamó la atención sobre lo que podría aprender de la creatividad de los jóvenes: “Me encantó ser tan directo y aprendí un poco el género. porque soy un chico bonito SalaoQuería mantener esa línea”.


Estos vídeos se pueden llamar “píldoras educativas” y, como explica Camino López, “son para algo muy básico, como disparador de aprendizaje”. El experto cree que los docentes que inician una actividad en una red social son capaces de “abreviar el tema de forma que tenga sentido para la vida”, y añade: “Muchos alumnos aprenden ese discurso cuando se sienten estancados y quieren verlo explicado”. de lo contrario”. Además, cree que “una comunidad educativa virtual siempre se traduce en un aprendizaje crítico”.


Nora Kueller, alumna de segundo de ESO, no cree que sea posible explicar una lección difícil en TikTok por su brevedad, pero admite que “los vídeos cortos son mejores, porque dejan más tiempo para practicar”. Su compañero Hugo aseguró: “Gracias al vídeo me he guardado algo de misterio”.


Elías, un estudiante de cuarto año, también recurre a él “en lugar de estudiar, para despertar su curiosidad sobre un tema”. Según la encuesta de Marketing Science, el 94% de los usuarios de TikTok dicen que han aprendido algo de la plataforma y El 85,5% dice que presta más atención a los videos para poder aprender algo nuevo.

Estos profesores son capaces de resumir el tema de una manera que resuelve tu vida. Camino López, experto en tecnologías de la información y la comunicación


Julio Ruiz Palmero, catedrático de la Universidad de Málaga en la especialidad de tecnología educativa, cree que estos vídeos, a los que están acostumbrados los estudiantes, “deben ir acompañados de otras ofertas educativas”. Eso sí, “no podemos dar la espalda a estos canales”, admite, aunque “no es fácil de implementar en el día a día de las clases”.


Alberto Bustos, madrileño de 52 años, es profesor de la Universidad de Extremadura y creador del blog de idiomas, que desde 2016 es un canal de YouTube con cerca de 250.000 suscriptores. Tiene más de 4.000 seguidores en su perfil de Instagram y 47.000 seguidores en su cuenta de Tiktok.


“Asegurar a 200.000 personas que las voy a sacar del anzuelo. cerrar con llave de lengua cada semana y se apuntan, creo que tiene mérito, sobre todo sin videojuegos, sin móvil ni cocina”, dice por videollamada.


Alberto Bustos, en una imagen proporcionada por él, durante la grabación de uno de sus videos de YouTube.


En septiembre se fue a tiempo parcial para profesionalizarse como productor. “Veremos si es económicamente viable”, dice. Para ello, ha lanzado cursos online de pago impartidos por Zoom, con el que tiene una estrecha relación con su comunidad.


A pesar de tener tantos seguidores en TikTok, dejó la aplicación en 2019 antes de que tuviera el éxito que tiene hoy. Sin embargo, todavía los usuarios preguntan dónde está y por qué no publica nada. ¿responder? “No podía darme más. Tuve que priorizar y me quedé en YouTube”, dice.


“Lo que me llamó la atención de TikTok fue que tenía una biblioteca de música enorme que podía usar para explicarle a Lengua lo que escuchaba la gente: pop, reggaeton… explica.


Susie Profe, Alberto Bustos y Robbie V se han lanzado en vivo, aunque solo el último ha probado Twitch. Los tres destacan que estas retransmisiones les permiten conocer mejor a sus seguidores y saber cuáles son sus dificultades e intereses.


Aunque los shows en vivo están en su época dorada, uno de los alumnos de segundo grado, Hugo, argumenta que prefiere los videos cortos: “Fácilmente pierdo el enfoque con los más largos”. El experto Ruiz Palmero explica: “Hemos pasado de poder leer un libro durante varias horas a un estado en el que todo sucede a golpe de clic, lo que se refleja en los alumnos, que siempre son multitasking”.


Este experto destaca que los docentes no deben confundirse con la última aplicación que ha salido sin un propósito claro. Susie Profe va más allá y afirma que, aunque son herramientas útiles, “nunca sustituirán a la docencia presencial”, e insiste: “Si quieren complementar, genial, no puede ir más allá de la explicación del profesor porque entonces Allí estaría Susie. Maestra. Sí lo estoy, pero fuera de eso. Sus maestros son de carne y hueso, el resto son complementarios”.











Fuente de la Noticia: elpais

1 view0 comments