En Apple Pay Later es la propia Apple quien adelanta el dinero de tus compras







Una de las novedades más filtradas que anunció Apple como parte de iOS 16 fue Apple Pay Later, su servicio "compra ahora, paga después" integrado en Apple Pay y Wallet. De esta forma se termina de convertir en una fintech tras otros pasos previos como el lanzamiento de Apple Pay en 2014 y de la Apple Card en 2019.


Una de las incógnitas que quedaban por resolver tras la presentación era qué papel tendría Apple exactamente en las financiaciones. Porque este servicio se anunció como completamente integrado en cualquier Wallet con una tarjeta compatible con Apple Pay en cualquier parte del mundo. Y eso extrañaba: normalmente, las novedades en un sector tan regulado como el financiero requieren de un despliegue lento, país a país, y con un partner como lo fue Goldman Sachs en el caso de la Apple Card, que no ha salido aún de Estados Unidos.

Apple adelanta el dinero, MasterCard como socia

En ese sentido, Apple Pay Later permite fraccionar en cuatro plazos cualquier compra. Sin intereses. Si ya faltaba entender cómo iba a hacer Apple para adelantar el dinero de ese pago, menos claro aún estaba saber qué ocurría en el caso de que un usuario apurado necesitase ampliar el plazo de devolución. Normalmente, en ese punto es cuando los servicios habituales pasan a cobrar intereses, y ahí está su modelo de negocio. No ganar nada con los clientes que pagan a tiempo, y monetizar a quienes requieren plazos extra.


Gracias a CNBC, ya tenemos los detalles: Apple se ha asociado con MasterCard, que es quien interactúa con los proveedores y ofrece un producto "compra ahora, paga después" de marca blanca llamado Installments. Eso es lo que usa Apple Pay Later, y por eso podrá ser global: porque viene de la mano de un socio global como MasterCard.


Además, es la propia Apple quien pone el dinero de los préstamos gracias a una subsidiaria creada específicamente para este fin, 'Apple Financing LLC', y gracias a los cientos de miles de millones de dólares en efectivo que tiene disponibles por sus espectaculares resultados financieros de los últimos años.


En el artículo de CNBC también se menciona que Apple "probablemente" limite estos créditos a unos 1.000 dólares, topes habituales en este tipo de créditos inmediatos donde no hay un examen crediticio como sí los hay en préstamos personales de importes mayores. Es decir: no podremos usar Apple Pay Later para fraccionar por cualquier cantidad. Y si en algún momento no podemos devolver un crédito, dejaremos de tener acceso a esta opción, cosa esperable.


Como resultado final para el cliente, los cuatro plazos en los que permite fraccionar las compras se reparten en un primer plazo abonado en el momento de la compra, un segundo plazo dos semanas más tarde, un tercer plazo otras dos semanas después, y un último plazo abonado tras otras dos semanas más. En total, cuatro plazos repartidos en seis semanas.


Si estos avances son o no los prolegómenos para convertirse en una entidad bancaria como tal el día de mañana es algo que solo el paso del tiempo dirá, aunque medra un abismo entre una tecnológica con músculo financiero suficiente para conceder microcréditos a los usuarios de sus productos de hardware y una entidad bancaria como tal, sobre todo por el nivel de regulación que requiere. Aunque una de las pocas empresas del mundo con poderío como para hacerlo sin dificultades es precisamente Apple.







Fuente de la Noticia: xataka

0 views0 comments