top of page

Google agarra impulso con la publicidad online y la nube.

Su negocio publicitario reportó a Google unos resultados operativos de 23.450 millones de dólares en el último trimestre.





Google afronta desde hace algunos meses una doble amenaza: el prolapso generalizado del mercado de la publicidad online y la competencia ejercida por Microsoft en el ámbito de las búsquedas con el nuevo Bing «vitaminado» con inteligencia artificial. Sin embargo, y pese a que a bote pronto pintaban bastos para Google, en sus últimos resultados trimestrales el gigante de internet ha dado cuenta de la increíble robustez de su negocio.


En el periodo comprendido entre abril y julio de 2023 pegaron particularmente el estirón la publicidad en las búsquedas y en YouTube. Google efectuó asimismo notables progresos en el área de la computación en la nube y las pérdidas registradas en los proyectos alternativos de su matriz Alphabet se redujeron ostensiblemente en el último trimestre.


Los ingresos emanados de la publicidad que se abre paso en el buscador de Google crecieron hasta los 42.630 millones de dólares (frente a los 40.700 millones de dólares del segundo trimestre de 2022). Y los ingresos publicitarios de YouTube se incrementaron desde los 7.300 millones a los 7.666 millones de dólares.


En los últimos trimestres la preocupación por el devenir de la economía global nubló la inversión en la publicidad online. Y Google sufrió también en primera persona esta tendencia adversa. La compañía de Mountain View debe bregar además con una eventual merma de su cuota de mercado en el área de las búsquedas como consecuencia de la integración de ChatGPT en Bing, el buscador de Microsoft.



La publicidad tiene un efecto balsámico en los resultados de Google


Google ha espantado, no obstante, los peores temores y ha dejado claro que la publicidad sigue espoleando hasta el infinito y más allá sus resultados. Su negocio publicitario reportó a la compañía unos resultados operativos de 23.450 millones de dólares en el último trimestre, un 8,5% más que durante el mismo periodo del año anterior.


Por su parte, el negocio en la nube de Google agasajó a la compañía con unos beneficios de 395 millones de dólares después de haber sufrido unas pérdidas de 590 millones de dólares en el mismo trimestre del año anterior.


En las divisiones alternativas de Alphabet (los taxis robóticos y los drones de «delivery», por ejemplo), la matriz de Google logró mermar de manera notable sus pérdidas operativas, que fueron de 813 millones de dólares en el segundo trimestre de 2023 (frente a los 1.134 millones de dólares del mismo periodo del año anterior). Y las ventas en esta división se incrementaron desde los 193 millones a los 285 millones de dólares.


Ruth Porat, CFO desde hace muchos años de Alphabet y defensora de una férrea disciplina en los costes, ha sido nombrada nueva presidenta y responsable de inversión de Alphabet y Google. La ejecutiva estrenará este cargo de nueva hornada el próximo 1 de septiembre y continuará ejerciendo de CFO hasta que Alphabet encuentre reemplazo para su antiguo puesto.


Alphabet, la empresa madre de Google, incrementó su facturación en un 7% hasta los 74.600 millones de dólares. Y sus ganancias se dispararon hasta los 18.400 millones de dólares (partiendo de los 16.000 millones de dólares del segundo trimestre del año anterior). Espoleados por los buenos resultados de la compañía, los títulos de Alphabet crecieron ayer casi un 6% en los mercados bursátiles.






Fuente de la Noticia: marketingdirecto

1 view0 comments

Comentarios


Los comentarios se han desactivado.
bottom of page