top of page

LG y Samsung han pactado un acuerdo inesperado y sacudirá los cimientos del mercado de televisores.





Actualmente solo LG y Samsung son capaces de fabricar los paneles OLED de gran formato utilizados en los televisores que podemos encontrar en las tiendas. Cabe la posibilidad de que el gigante chino BOE entre en este mercado antes de que expire 2023, pero por el momento la industria de las matrices orgánicas para televisores está dominada únicamente por las dos grandes compañías de tecnología surcoreanas.


Durante la última edición del CES fuimos testigos del impacto que ha tenido la entrada de Samsung en este mercado debido a que ha forzado a LG a aplicarse al máximo. La dura competencia que sostienen estas dos empresas ha provocado que este año los usuarios podamos hacernos con los interesantísimos televisores de LG que incorporan un panel OLED de tipo MLA (con microlentes), y también con los nuevos televisores de Samsung que integran una matriz QD-OLED de segunda generación.


Sin embargo, acaba de producirse un acontecimiento absolutamente inesperado. Algo que nos recuerda lo compleja que es la relación que mantienen algunas compañías de tecnología a las que la competencia que sostienen no les impide firmar pactos que a priori benefician a ambas. Esto es precisamente lo que acaban de hacer Samsung y LG. Y es que esta última compañía, según Reuters, va a empezar a vender a su competidora surcoreana sus paneles W-OLED. Además, va a hacerlo ya. Antes de que finalice el segundo trimestre de 2023.


Estas son las circunstancias en las que LG y Samsung han pactado este acuerdo. Las fuentes que lo han desvelado aseguran que LG Display entregará a Samsung en 2024 dos millones de paneles OLED, y de 2025 en adelante esa cifra se incrementará hasta alcanzar los cinco millones de unidades. Son muchísimos paneles, por lo que es evidente que esta no es una alianza improvisada a la ligera; forma parte de una estrategia que persigue perdurar.


Las primeras matrices W-OLED que recibirá Samsung serán las de 77 y 83 pulgadas, y presumiblemente después LG Display le entregará también paneles de tamaños más comedidos. Este acuerdo sobre el papel permitirá a Samsung superar a Sony y posicionarse como el segundo mayor fabricante mundial de televisores OLED solo por detrás de LG.


Actualmente esta última empresa tiene una cuota del 54,6% en el mercado de los televisores con panel orgánico. La sigue a cierta distancia Sony, con un 26,1%. Y en tercer lugar se posiciona Samsung, con un aún modesto 6,1%. Veremos cómo evolucionan estas cifras cuando se consolide el pacto firmado por las compañías surcoreanas.







Fuente de la Noticia: xataka

0 views0 comments

Commentaires


Les commentaires ont été désactivés.
bottom of page