Los taxis autónomos ya son una realidad

Dos ciudades chinas han autorizado la actividad de los taxis autónomos de Baidu, convirtiéndose en las primeras localidades del mundo en probar este nuevo negocio.






El coche autónomo es una de las grandes aspiraciones tecnológicas de las grandes compañías del mundo. Algo que parecía de ciencia ficción hace unos años, pero que ya está presente en el mercado en forma de taxis autónomos. Un sueño que se ha convertido en realidad gracias a Baidu -conocido como el Google chino-, que ha conseguido la autorización para comenzar a operar su modelo en el país asiático.


Los taxis autónomos de Baidu comenzarán a operar en las ciudades chinas de Wuhan y Chongqing. La autorización impone a la empresa un horario restringido para realizar sus trayectos, así como un radio de actuación delimitado durante sus primeros meses de actividad. A partir de aquí, desde la compañía espera expandirse pronto a otras grandes ciudades del país, como Pekín o Guangzhou.


Para el Google chino, la puesta en marcha de su modelo de taxis autónomos es un avance insólito en la historia de la humanidad. “Es como si hubiéramos aterrizado en la luna y construido una base allí. Es sólo cuestión de tiempo ir a Marte o incluso más allá de nuestro sistema solar”, afirman.


Aunque ya existen otras empresas que llevan años desarrollando sus propios taxis autónomos, el caso de Baidu es el primero que se lanza al mercado tras superar su fase de pruebas. La noticia podría sentar precedente en un mercado que promete mover grandes cantidades de dinero, y en el que incluso Elon Musk ha puesto el ojo. En este sentido, Tesla pretende lanzar su propia línea de movilidad autónoma en 2024.





De los taxis autónomos a los taxis voladores


Una vez el lanzamiento de los taxis autónomos se ha convertido en una realidad, el ecosistema emprendedor ya comienza a buscar nuevas ideas que, por locas que parezcan en un primer momento, podrían ser el próximo bombazo en el sector de la movilidad urbana. Por ejemplo, los taxis voladores.


Este método de transporte, que entraría dentro de la categoría de los taxis autónomos, está siendo investigado por diferentes empresas de todo el mundo, entre las que se encuentra una española: Umiles. Se trata de un método de transporte 100% eléctrico, y busca solucionar los grandes problemas de congestión del tráfico de las grandes ciudades… Viajando por el aire.


El vehículo tendría la capacidad de transportar a una persona durante 15 minutos a una distancia de unos 15 kilómetros, ascendiendo hasta los 800 metros de altura. La cabina del taxi aéreo español estaría propulsada por cuatro drones, que permitirían a la nave mantener la estabilidad y condiciones de seguridad mínimas para que el transporte urbano por el aire se convierta en una realidad. Además, el sistema permitiría realizar aterrizajes y despegues en entornos reducidos, algo indispensable en el sector de la movilidad urbana.


No obstante, aunque el lanzamiento de los taxis autónomos es un avance importante para el ecosistema emprendedor, se trata de un modelo no exento de retos y dificultades. En este sentido, grandes empresas como Google se han visto obligadas a parar sus proyectos, mientras que otras como Apple siguen retrasando el lanzamiento de sus propuestas.







Fuente de la Noticia: emprendedores.es

0 views0 comments