Qué significa cada color en el diseño web


La elección de colores para lograr una identidad corporativa es clave para cualquier marca, negocio, empresa o compañía.


Un esquema de color bien pensado puede aumentar las ventas, atraer a los usuarios y subir la tasa de retención y contribuir a mejorar el reconocimiento de una marca. Y también viceversa, porque una mala selección puede provocar justo lo contrario.

Por eso queríamos abordar el tema de la psicología de los colores: qué significa cada uno.


El negro. Se utiliza para representar lujo y elegancia, y por eso lo vemos mucho en sitios web que venden carros de lujos o costosas joyas.


En muchas culturas (la occidental, por ejemplo) se asocia también con la oscuridad y la muerte, y por eso también es utilizado por páginas que ofrecen servicios funerarios.

En cualquier caso, su presencia no debería ser abrumadora.


El blanco. Muchos creen que no es un color sino un fondo que no influye en los usuarios.

Pero ciertamente es un color (la ausencia de color sería más bien el negro), uno que está muy asociado con la limpieza y la frescura y es por lo tanto muy recurrente en sitios web de atención sanitaria.


También el dejar grandes espacios en blanco es una tendencia que ha ganado terreno en internet. Es importante utilizarlo antes de atiborrar al usuario de información, pues curiosamente se ha comprobado que el internauta rehúye aquellos espacios, típicamente de anuncios, que están muy llenos de datos de diversa índole. Es lo que se llama la “ceguera de banner”.


El rojo. Es el color más vibrante, al punto que aumenta la frecuencia cardíaca y hace que respiremos más rápido.


Pero llama tanto la atención que cansa, y por lo tanto es aconsejable no abusar de él. Generalmente se usa para resaltar las secciones más críticas de una página web. Hay que tomar en cuenta que muchas veces aumenta la irritación, y eso puede afectar negativamente a tus clientes.


Lo mejor es utilizarlo eventualmente, como por ejemplo para notificar sobre una oferta de tiempo limitado. Y también para los botones de CTA (llamados a la acción).


El amarillo. Se utiliza para evocar sentimientos alegres, pues según estudios de psicología se asocia a emociones felices.


Por eso es ideal para páginas web de viajes o entretenimiento, aunque también hay que advertir algo: para las personas de áreas urbanas se asocia mucho este color a señales de advertencia.


En general puede utilizarse en una página web, pero hay que tomar esta última advertencia en cuenta y combinarlo con otros colores.


El anaranjado. Estimula la actividad física, y por eso se usa tanto en artículos deportivos y en productos para niños.


Combina las mejores características del rojo y el amarillo, y también suele utilizarse para resaltar elementos esenciales (los ya mencionados llamados a la acción, o CTA) sin ser tan agresivo como el rojo.


El verde. Es símbolo de tranquilidad, medio ambiente, frescura y paz. No en vano es el color que más se asocia con la naturaleza y el que han adoptado los partidos y grupos ecologistas.


Tiene la ventaja de que no resulta irritante, ni siquiera cuando es por lejos el color dominante de la paleta de una página web.


También hay muchos estudios que indican que el verde favorece la creatividad, y cuando se utiliza como fondo tiende a llamar bastante la atención, sobre todo si los elementos a destacar están en blanco o amarillo.


El azul. Es el color que se asocia sobre todo a la tranquilidad, fíjate que lo utilizan casi todos los medicamentos que favorecen el sueño, por poner un ejemplo.


Es uno de los colores preferidos por quienes diseñan páginas web, pero hay que tomar en cuenta que por lo general es un color que gusta más a los hombres que a las mujeres.


Evoca un sentimiento de confianza en las personas, y por eso es utilizado también por tantas instituciones financieras en todo el mundo, o incluso una red social como Facebook.


No es un color recomendado si se quieren impulsar las ventas impulsivas por alguna oferta especial, pues también está asociado a la falta de emociones.


El violeta. Es muy utilizado en páginas web que promocionan productos de belleza. También se relaciona con temas como la espiritualidad, el yoga y la astrología.


Las sensaciones hacia este color varían mucho según la tonalidad del mismo que se elija: los violetas más claros están relacionados con la tranquilidad, al contrario que los más oscuros.


El marrón. Está asociado con productos orgánicos y es ideal para exhibir productos naturales y rústicos.


Es bueno también para sitios web que trabajan con muebles antiguos o productos hechos a mano.


Suele transmitir un alto nivel de experiencia profesional y por eso es muy recurrente en sitios web de bufetes de abogados.


En Martorell Media apostamos por crear contenido único, elegante, creativo y adaptado a las necesidades de cada marca, que, además, potencien su filosofía y cultura organizacional, para que puedan conectar con audiencias más grandes. Por ello, presentamos contenidos como este y estamos a tu disposición para ayudarte a impulsar tu negocio al próximo nivel.


¡Contáctanos!


1 view0 comments