top of page

SpaceX hace historia con el lanzamiento del cohete de mayor capacidad hasta la fecha

La nave espacial transportó satélites que proporcionan una red de telecomunicaciones a territorios con amplia cobertura.




La empresa SpaceX lanzó el 30 de abril su cohete Falcon 9 Heavy, el cual busca poner en órbita satélites de internet y telecomunicaciones de ViaSat, Astranis y Gravity Space (GS-1).


El lanzamiento se llevó a cabo la plataforma 39a del Centro Espacial de Kennedy en Cabo Cañaveral, estado de La Florida, en Estados Unidos. El evento inició a las 7:29 p.m. hora local y una hora después se dio el despegue del cohete.


Cinco minutos después, los dos propulsores que estaban en la nave se separaron como estaba previsto para el equipo de SpaceX. En un punto, los tres satélites transportados alcanzaron la órbita geoestacionaria, lo cual hace referencia a una distancia superior a 35 mil kilómetros de la línea del ecuador. Esto se dio cuando el cohete ya llevaba cinco horas volando.


La carga principal del cohete fue el satélite de banca ancha ViaSat-3 Americas, el cual cuenta con 5.400 kilos de peso, equivalente al tamaño de un bus escolar. Este fue construido por Boeing y es un objeto especial de alta potencial, la cual cuenta con la suficiente energía para transmitir señal de internet a personas que residan en áreas rurales, pasajeros de aviones y tripulación de barcos que se encuentren en toda América.


Como el lanzamiento fue un éxito y el satélite puede estar en órbita, la empresa tiene previsto lanzar otros dos satélites de la misma categoría. El segundo está contemplado para llevar red de telecomunicaciones a Europa. Oriente Medio y África. Por su parte, el otro satélite, denominado ViaSat-3, se encuentra en fase final de integración y pruebas de carga útil en las instalaciones de la empresa en Arizona. El propósito de este será brindar internet en la región pacífica de Asia.


Sin embargo, este objeto no será lanzado al espacio en el cohete que tenían establecido previamente. Inicialmente, ViaSat-3 sería transportado por Ariane 6, el cual hace parte de la flota de la Agencia Espacial Europea y Ariane Group. Pero Boieng decidió cambiar de proveedor, debido a que el proyecto ha tenido retrasos en el despegue.


Arcturus emplea propulsión eléctrica para alcanzar la órbita geoestacionaria. La carga útil de comunicaciones le proporcionará a Alaska una capacidad de 7.5 gigabits por segundo. En un inicio, se espera que los usuarios puedan implementar 25 megabits, pero cabe la posibilidad de aumentar a mayor cobertura.


Finalmente, el tercer elemento liberado fue GS-1, operado por Gravity Space que alberga varias cargas útiles para diferentes clientes, incluidos servicios de observación de la Tierra y científicos experimentados. La nave fue construida por Space Inventor y cuenta con una nave espacial de usos múltiples. En su composición, tiene dos cargas útiles: Por un lado, está Nusantara H-1A, la cual retiene los derechos de banda Ka y Ku en una ranura orbital geoestacionaria reservada para un satélite de comunicaciones retrasada.


La segunda carga es Infinite Orbits, la cual tiene la capacidad de rastrear objetos espaciales residentes (RSO), utilizando capacidades de visión por computadora impulsadas por técnicas de estimación basadas en aprendizaje automático.







Fuente de la Noticia: semana

1 view0 comments

Comments


Commenting has been turned off.
bottom of page