Amazon Handmade: una oportunidad para los emprendedores


Un buen ambiente laboral es un requisito casi indispensable en cualquier empresa productiva. Y el compromiso de los empleados, lograr que cada mañana vayan a su trabajo con una buena disposición, juega un rol clave a la hora de alcanzar la más alta productividad.


Un empresario exitoso estará atento en todo momento a la productividad y a emplear estrategias para aumentar la misma. Aquí dejamos algunos tips para mejorar el rendimiento de los empleados:


Apoyo. Para cualquier empleado es fundamental sentir que tiene en su jefe alguien en quien puede confiar, alguien que lo apoya. El jefe tiene que ser esa persona que está ahí cuando surge un problema para ayudar a resolverlo.


Inducción. Las primeras semanas son clave para cualquier empleado, y durante este período debe ser atendido de manera especial. Hay que permanecer atento a que esté cómodo y que las relaciones con los viejos empleados sean las mejores. Lo ideal es darle una bienvenida personal durante la cual se tocará el tema de sus responsabilidades, lo que se espera de él, y un recorrido por las áreas de la empresa presentándole a sus colegas y dándole algunos detalles sobre lo que hace cada uno.


Delegar. En pequeñas e incluso medianas empresas suele suceder que el dueño quiere abarcar prácticamente todos los terrenos y realizar un sinfín de tareas. La productividad se mejora delegando responsabilidades. Pero primero es necesario evaluar a cada empleado para determinar qué áreas pueden confiársele a cada uno.


Conocer a los empleados. Una persona trabaja mucho mejor y produce más si está en aquella área en la que mejor rinde, donde lleva a cabo aquellas funciones que más le gustan. Y para que cada quien esté donde tiene que estar es necesario conocer a los empleados, conocer las fortalezas y debilidades de cada quien. Muchas veces se habla de la necesidad de salir de la zona de confort, pero en el caso de un empleado, mejor trabajará mientras más se mantenga en esa zona.


Comunicación. Una empresa eficaz debe tener buenos canales de comunicación con sus trabajadores, y también debe cerciorarse de que existen vías de comunicación entre ellos. Cuando se trata de empleados que trabajan a distancia, de forma remota, este punto cobra especial importancia.


Claridad en las metas. En una empresa todos deben tener claro hacia dónde se va. Los objetivos, las metas, deben estar claramente delineadas y ser del conocimiento público. Y es importante que se diseñen metas que se puedan alcanzar, de esa manera los trabajadores estarán más motivados cuando logren el cumplimiento de las mismas.


Incentivos. Cuando existen incentivos, los empleados trabajarán más duro para mejorar la productividad. Y al hablar de incentivos no nos referimos únicamente a dinero, sino que incluso puede tratarse de notas de agradecimiento personales, acceso a programas de bienestar, días libres pagados o flexibilidad horaria.


No sobrecargar. No importa cuántas horas un empleado dedique a un proyecto: si está sobrecargado de trabajo no va a alcanzar un rendimiento óptimo. Hay que procurar que no trabajen más allá de su horario ni encomendarles tareas para las que no están preparados.


Formación. Un trabajador debe estar en un proceso de constante formación y mejoramiento de sus capacidades. Es necesario que constantemente estén realizando cursos y atendiendo talleres de capacitación.


Honestidad. En el trato con los trabajadores el jefe tiene que ser totalmente honesto. Hay que reconocer logros y señalar errores de manera respetuosa, pero siempre de forma abierta, sin guardarse nada.


¿Qué otras recomendaciones creen necesaria debe seguirse para mejorar la productividad dentro de una empresa? Les invitamos a dejar su comentario en este post.


1 view0 comments