SEO, la clave de las ventas digitales


Tener una marca, un negocio o una empresa y no conocer -ni utilizar el SEO- es desaprovechar las ventajas que ofrece el marketing digital. Por sus siglas en inglés (Search Engine Optimization) SEO se trata de la optimización en los motores de búsqueda de internet, y cuando hablamos de motores de búsqueda en el mundo

occidental no estamos refiriendo principalmente a Google.


El SEO abarca todas las acciones pensadas para mejorar el posicionamiento de un sitio web en la página de resultados de Google (y de otros buscadores como ). Esto quiere decir, que si se saben aprovechar las técnicas existentes una marca puede posicionar su sitio web entre los primeros puestos de resultados cuando un usuario realiza una búsqueda determinada.


Por ejemplo, una compañía de autos para rentar podría utilizar la generación de contenidos de manera efectiva para que cuando una personas busque en Google “Rentar un auto en Miami” su empresa aparezca entre los principales resultados.


Cuanto mejor sea el posicionamiento de una página web, más visitas recibirá, y por lo tanto más posibilidades habrá de que los contenidos lleguen a más personas, lo que, en última instancia y si existe un buen sistema de ventas, se traducirá en mayor rentabilidad.


Pensando en dar herramientas para dueños de empresas y emprendedores que buscan conocer más sobre este tema, hemos listado una serie de recomendaciones para conocer la importancia del SEO en el marketing digital.


Lo primero es conocer los elementos analizados por los grandes buscadores como Google para posicionar una web:

  1. Interacción del usuario con el sitio web. Esto es clave, pues los algoritmos de Google toman mucho en cuenta lo que se llama la experiencia del usuario para determinar cuáles resultados encabezarán su lista en cualquier búsqueda. Que los usuarios tengan interacción con la página, que permanezcan en ella el mayor tiempo posible y que además hagan preguntas o directamente realicen compras allí es uno de los criterios más importante para los buscadores.

  2. Velocidad de carga de la página. De nada servirá tener la mejor página del mundo si ésta tarda en cargar, en abrir una vez que se le da clic. En estos tiempos apresurados en que vivimos, el ahorro de tiempo es fundamental, y ninguna página con tiempos de carga lentos será tomada en cuenta por los buscadores en los primeros puestos.

  3. Autoridad. La notoriedad y popularidad de la página es también muy importante, y eso solo se puede construir con el tiempo, con paciencia y con la producción de contenidos de calidad.

Teniendo en cuenta esos tres factores, ahora hay que actuar en consecuencia. Por ejemplo, es muy importante elegir un buen hosting para tener buenos tiempos de carga en la página web. Existen planes de hosting profesional, pero si ya tienes un proyecto avanzado y con mucho tráfico un VPS con discos SSD mejorará mucho el rendimiento de tu página. En cualquier caso, es algo a lo que siempre hay que estar atentos: ¿Se está cargando rápido mi página?


Tampoco hay que olvidarse de las imágenes, y no se trata solo de estar pendientes de que sean de calidad y con buena resolución. Eso es fundamental, claro, pero no es lo único. Para que Google tome en cuenta las imágenes que se publican en un sitio no debemos olvidar las etiquetas Alt y Title. No olvidar nunca colocar leyendas a las fotos, identificarlas. A la hora de hablar de posicionamiento SEO es importante definir ciertas palabras o frases clave, las cuales queremos promocionar y por lo tanto se deben repetir a lo largo del texto (sin exagerar). Son las llamadas “keywords”. Se debe hacer una lista de estas y luego utilizarlas en la redacción cada vez que se pueda.

También existen muchas herramientas pensadas para este fin, muchas de ellas gratuitas.

DinoRank, por ejemplo, es una suite de aplicaciones, es decir, tiene la ventaja de que desde una sola plataforma se puede trabajar todo el SEO de tu web.


Pero por encima de todo es importante que se trabaje en la generación de contenido de

calidad. Disponer de contenido de calidad fue y sigue siendo la clave para conseguir lectores. Algunas claves para ofrecer contenido de calidad son:


  • Aporta valor a tu público meta o target, es decir, que si tienes una marca de alimentos podrías ofrecer por ejemplo consejos de nutrición y cocina.

  • Comparte datos reales. Es importante cuidar los detalles para que las personas confíen en la información que les estás mostrando.

  • Cuida la imagen. Una página web con imágenes de mala calidad es sinónimo de descuido, así que es fundamental tener un contenido impecable y atractivo visualmente.

  • Utiliza hipervínculos (enlaces a otros contenidos) que les permitan a las personas profundizar en la información que les interesa.

  • Muestra ejemplos y casos. En referencia al punto anterior, un ejemplo sería el de utilizar etiquetas o enlaces sobre dietas veganas o complementos vitamínicos dentro del blog de la marca para motivar a que las personas sigan navegando en la web.

2 views0 comments